jueves, junio 09, 2016

Campaña hortofrutícola

Estoy en plena campaña agrícola. Me cuesta aceptar que la temporada anterior no fue demasiado propicia, si bien entre la subvención de la UE y el PER he podido ir tirando. Como siempre, soy optimista y estoy seguro que este año triunfaré. Por si acaso, he diversificado la producción de modo que, si me fallara un producto, quedará compensado por la buena cosecha de los demás.
El bancal altero lo he dedicado a tomates en sus distintas variedades: tengo tomates cherry, kumato, raf y me parece que hay otros que son tomates a secas, esto es, sin mariconás; simplemente tomates para ensalada.
El bancal del medio está dividido en dos: la mitad para pimientos y la otra mitad para berenjenas. Ni que decir tiene que habrá pimientos para freír y pimientos para asar, y berenjenas redondas y alargadas; negras, eso sí.
El bancal bajero se ha especializado en judías de mata baja y judías de mata baja (he prescindido de la mata alta porque si me pongo de puntillas me duele la espalda; no le he dicho a Quiosquera que si me agacho me duele el lumbago para que no pusiese pegas a la mata baja). Como me quedaba un espacio libre en el bancal, he plantado un liño de melones.
Para 7.500 cm2 de terreno creo que está bien.

Si todo sale como espero y con lo que me toque de subvención, estoy seguro que tendré bastante para pasar el año con holgura. Estoy pensando en ceder lo que me corresponda del PER a Cañamero y Bódalo, que estoy convencido que ellos sabrán sacarle mejor provecho que yo.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal