miércoles, junio 05, 2013

El lastre de las pensiones de jubilación

Durante los años de la transición saltó a la palestra el tan debatido y espinoso tema del aborto; en familia me quedé solo defendiendo el derecho a la vida del ya concebido, derecho que yo anteponía al derecho de la mujer a “decidir sobre su propio cuerpo”; por lo menos en aquellos supuestos en los que no peligraba la vida (física) de la futura madre, ni el embarazo era producto de un acto de violencia, ni el feto presentaba malformaciones graves. He dicho que me quedé solo y no es del todo cierto; Dalr, con 4 ó 5 años, discutió con mi suegro la validez de una de las frases que, por entonces, manchaban las paredes: Aborto asesino.
- Sí, claro –lo rebatía mi suegro-. Pero si una mujer pobre, que ya tiene varios hijos, se vuelve a quedar embarazada…
- Que se tome antes la pastilla –lo cortó Dalr-.
La lección la había extraído de un programa de 123 dedicado a Romeo y Julieta; un sketch presentaba para la pareja un ataúd doble “con pastilla incorporada”.
Lo cierto es que mi preocupación por la legalización del aborto se la explicaba, más o menos, a Quiosquera.
- El aborto indiscriminado no deja de ser un método de control de natalidad y, por ende, de población. A mí ya no me pueden abortar, por lo que debería darme lo mismo, pero el siguiente método de control de población es quitarse de en medio a los viejos no productivos, y aquí sí que quiero llegar sin que me eutanasien.

Hace unos días que he vuelto de una estancia breve en el extranjero, y lo primero que me he encontrado es la reforma de las pensiones. Un comité de expertos resalta que mientras la pensión media de los jubilados europeos apenas llega a un 47% de su último sueldo, en España tiramos la casa por la ventana y el porcentaje asciende al 82%. Y eso teniendo en cuenta que en las últimas décadas ha bajado con la intención de reparar la injusticia social creada por el dictador (esto último no lo dicen los expertos; lo digo yo). Lo que los expertos sí dicen es que el sistema actual de pensiones no se puede soportar y hay que arreglarlo con medidas varias:
· Retrasar la edad de jubilación
· No tener en cuenta el IPC a la hora de revalorizarlas
· Subir en función de la disponibilidad de pasta que tenga el gobierno
· Pagar según la esperanza de vida


Es curioso que los expertos nos comparen con Europa cuando los números están a favor de su teoría: gasolina más barata (ya no), electricidad más barata (ya tampoco), pensiones más bajas (bueno, no; porcentaje más bajo sobre sueldo real; pensión absoluta más alta)… Nunca he oído que los expertos o el gobierno aconsejen subirnos el sueldo (a los que trabajan) al nivel de lo que cobran franceses, británicos o alemanes.

De las posibles medidas a tomar que aconsejan los expertos, la que en realidad más me gusta es la última: pagar según esperanza de vida. Si, cuando el viejo se jubila, el gobierno lo ve jodidillo, le asigna una pensión decente para no primar que la familia lo eutanasie de inmediato: como de todos modos va a durar poco…; si, por el contrario, el viejo se encuentra fuerte y sano, una pensión mísera lo ayudaría a que se muriera rápido y sin ayuda externa.
Durante años discutí la cuestión con Superwaiter hasta que llegamos a una proposición aceptable. Tomen nota los mandatarios:
Una vez cumplidos 40 años de cotización, los viejos podrán jubilarse en el momento que quieran. El estado les asignará una paga igual o superior al último sueldo cobrado con una única condición: el pensionista tiene 5 años para morirse, pasados los cuales, si no se ha muerto por su cuenta, lo morirá el gobierno.
Y asunto arreglado: ahorro en sueldos, seguridad social y botica.
Habrá que ajustar algunas cosillas para que la cosa no resulte tan bestia como parece, pero por ahí irán los tiros. Claro que los del gobierno son tan retorcidos que acabarán aplicando la eutanasia pasiva, es decir, pensión cero y sanidad a base de analgésicos.

¡Viejecicos al cielo y chocolate a la barriga!


Lo que no sé es quién llevará en adelante los niños al colegio.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal