martes, mayo 14, 2013

1.000 Gentes Corrientes

Han pasado casi tres años desde que recibí la llamada de Mauricio Bernal en la que me solicitó una entrevista para El Periódico. Quedamos en vernos al día siguiente en el bar-restaurante de mi amiga Chin Lu, próximo al quiosco, y allí me informó de la puesta en marcha de un proyecto que habría de ocupar la contraportada del diario. “Gente corriente”, se denominaba. Iríamos apareciendo una serie personas que nada teníamos que ver con quienes ocupan habitualmente las páginas de los periódicos; personas que, quizás, hubiéramos gozado de unos segundos de gloria y vuelto al instante a nuestra vida corriente.
Corría el mes de agosto, instalado ya en Aguadulce, cuando recibí una llamada de los Ángeles de Darly:
- Sales en la contraportada de El Periódico.
- Guárdame un ejemplar. Es para enseñarlo a los familiares que no se lo crean.
Lo que no podía sospechar es que mi amigo El Letri estuviese pasando unos días en Tarragona y que sus hijos me reconociesen en la foto que ilustraba el artículo. Hacía unos años que nos habíamos distanciado por mor del horario de trabajo quiosco y casi nos estábamos perdiendo la pista. Me echó una llamada al móvil e iniciamos una nueva etapa en nuestra amistad. Lo que el jodido hizo también fue alertar a otros amigos comunes y hoy, en mi pueblo, tengo varios seguidores de Pies para quiosquero, primero, y de Decúbito Supino, después. No tiene mayor importancia, pero desde entonces he de medir muy bien lo que escribo no vaya a ser que mis paisanos me reciban como los abderitanos recibieron a la Veneno, es decir, a tomatazos.
El pasado abril, también instalado en Aguadulce, recibí nuevamente la llamada de Mauricio:
- Quiosquero, con motivo de número 1.000 de Gente Corriente, El Periódico quiere reunir a quienes habéis sido protagonistas y celebrar con vosotros el evento. ¿Podrás asistir?
- ¿Cuándo está previsto?
- El próximo seis de mayo a las 12, en la antigua fábrica de Cervezas Damm.
- Cuenta conmigo –a 800 kilómetros de distancia me hubiera sido imposible asistir, pero tenía previsto el retorno para final de mes y el día seis ya estaría en Barcelona-.
 
De la portada de El Periódico 11.05.2013
 
En la fiesta vi poca gente corriente: los padres de la contraportada, un puñado de pequeños o grandes héroes (según se mire) y dos o tres desgraciadillos que, como yo, se habían colado en las páginas de El Periódico. Detrás de cada protagonista había una historia, aunque no todas las historias fuesen iguales ni tuviesen la misma trascendencia; no es lo mismo mantener en funcionamiento un colectivo de ayuda a mujeres maltratadas, por ejemplo, que contar la vida tal como se ve desde el mostrador de un quiosco. Ni soportar una enfermedad incurable cuando sólo se tienen 10 años.
 
Páginas interiores de El Periódico 11.05.2013
 
Seguramente, dentro de otros tres años se celebrará el número 2.000 de Gente Corriente.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal