jueves, diciembre 21, 2006

¿Moros o Magrebíes?

La Enciclopedia Álvarez de Primer Grado definía la Reconquista como “la guerra de casi 800 años que sostuvimos contra los moros para expulsarlos de España”. La Enciclopedia Álvarez simplificaba para que un niño de 6 o 7 años pudiera hacerse una idea porque ni la guerra duró 800 años ni fue contra los moros.
Cuando Pelayo apedreó a los musulmanes en Covadonga y fundó su reino, la emprendió contra los árabes ¿invasores? al objeto de ensanchar sus dominios y obtener fronteras seguras. Una vez que sus sucesores hubieron cumplido sus objetivos, la guerra contra los moros dejó de ser guerra y musulmanes y cristianos, salvo escaramuzas, vivieron en una paz relativa durante años. Hasta que, en el último tercio del siglo XI, aparecieron almohades, almorávides, bereberes y benimerines –los moros- y, durante 2 siglos, hicieron sudar tinta a los cristianos del norte y a los musulmanes del sur. A partir de la batalla de las Navas de Tolosa su poder cayó en picado hasta que fueron obligados a abandonar la península. El dominio musulmán quedó reducido al Reino Nazarí de Granada que “convivió” otros 2 siglos con los cristianos.

Antonio Gala cuenta en el Manuscrito Carmesí que Boabdil hablaba despectivamente de los ”moros”, los cuales ni siquiera sabían hablar árabe. Relata la anécdota de que un reyezuelo moro hizo su entrada en Sevilla y toda la población salió a la calle a vitorearlo. El reyezuelo dijo a unos de sus mandamases:
- No sé lo que dicen pero echadles de comer.

El hecho es que la parte más dura de la Reconquista fue el periodo en que eran los moros los que cortaban el bacalao. Tanto es así que los españoles no utilizamos “me cachis en los árabes” sino “me cachis en los moros” y que el término moro lo utilizamos con frecuencia sino siempre de forma despectiva.

Viene esto a cuento porque un sábado por la mañana Superwaiter llegó a buscar su Vanguardia 2 horas más tarde que de costumbre y hecho un basilisco. Aquella madrugada 5 individuos, navaja en mano, habían asaltado a su hijo y, no contentos con lo que robaron al chaval, le dieron una paliza que le hicieron dar con sus huesos en un hospital. Superwaiter se despachó a gusto poniendo a parir a los asaltantes, a los que vienen de África y a los inmigrantes en general. Se fue más calmado.

Cuando a media mañana me pasé por la oficina a tomar un cortado, estaba cabreado pero de mejor humor y acabó de contarme la historia.
- … el chaval retorciéndose de dolor y los mozos de escuadra que aparecen y preguntan qué ha pasado. “Pues que 5 moros de mierda le han dado una paliza al chico…”
- ¿Querrá usted decir 5 individuos con aspecto magrebí?
- Mire usted, yo no los he visto y no sé que aspecto tenían. Es más, no tengo nada contra los magrebíes ni me han hecho nada pero estos eran 5 moros de mierda.

Y se reía recordando.

2 comentarios:

A las 22/12/06 18:25 , Blogger dalr ha dicho...

Estamos en lo de siempre. La "visibilidad" de determinados colectivos es mucho mayor y, cuando delinquen, resulta fácil y rápido describirlos con el genérico. Entiendo el cabreo de Superwaiter (y sé que si los atracadores hubieran sido de otro grupo no dudaría en hablar de cinco catalanes de mierda, cinco gallegos de mierda o cinco rubios de mierda) pero en frío es necesario hacer un pequeño esfuerzo para buscar otros términos. No olvidemos que hay mucho desgraciado por ahí que cuando roba un político se queja y punto, pero cuando el que roba es alguien de otro color se lanza a la "caza" del moro, chino, negro o lo que se le pase por la cabeza. Ojito con eso.

 
A las 17/3/10 00:54 , Anonymous Anónimo ha dicho...

En mi ciudad, desde hace siglos, existe una calle llamada Riera Matamoros. El nombre viene de cuando los piratas Tunecinos y Argelinos desembarcaban y pasaban a cuchillo a la población. Afortunado era el que podía matar a un moro (significaba que no había muerto él).

A día de hoy, sin ningún rencor al colectivo magrebí por tales hazañas, pero sin miedo a llamar las cosas por él nombre que siempre se han llamado.

Cuando algo me sale mal yo me cachis.. (es la herencia que nos han dejado nuestros antepasados.. por algo será).

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal