jueves, marzo 03, 2011

Dr. Carla Sánchez

Llevaba poco tiempo de currito informático cuando empezaron a dar por la tele la serie “El increíble Hulk”. Una mañana me acerqué a la sección de perforación para que me hiciesen un arreglo en un programa que fallaba, y encontré a las perforistas partiéndose de risa. Después de mucho insistir conseguí que me hicieran partícipe de su chanza: estaban tratando de imaginar cómo la tendría La Masa en su versión hombre verde.
- Así –dije, poniendo los dedos pulgar e índice a una distancia de no más de dos centímetros-.
- ¡Anda ya!
- Que sí, que tengo comprobado que el tamaño de la minina es inversamente proporcional al tamaño del individuo. Y si no, fijaos en los hombres pequeñitos; andan con los brazos hacia atrás. Eso es para hacer contrapeso del chisme.

No quedaron muy convencidas pero uno, que no es precisamente un gigante, tiene pocas posibilidades de fardar. Lo que me molesta de las fanfarronadas es que después todo se sabe y, al cabo de los años, el Dr. o Dra. Carla Sánchez ha averiguado que la tengo pequeña. Cada dos días me manda el mismo correo electrónico:
Asunto: +5 centímetros en 2 meses.
Texto: Mil de compradores utilizan ya nuestro método sexual, esta variante es eficaz y segura.
Informe AVG: No se encontraron virus en este mensaje.

Hubo un tiempo en que, pequeña o no, para alcanzar los +5 centímetros no necesitaba 2 meses, bastaban 2 segundos. Y como los milagros que yo hubiera de hacer ya están hechos, el Dr. o Dra. Carla Sánchez no va a consiguir que se me estire ni aun injertándome células madre (o padre) de la mismísima Masa.

1 comentarios:

A las 12/3/11 22:50 , Blogger kioskero ha dicho...

Descuida que ya lo hace sola la ley de la gravedad.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal